viernes, marzo 24, 2006

(XI) Ilustración en la Educación

XI. Ilustración en la educación

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 32.2

No necesitará autorización del autor el profesorado de la educación reglada para realizar actos de reproducción, distribución y comunicación pública de pequeños fragmentos de obras o de obras aisladas de carácter plástico o fotográfico figurativo, excluidos los libros de texto y los manuales universitarios, cuando tales actos se hagan únicamente para la ilustración de sus actividades educativas en las aulas, en la medida justificada por la finalidad no comercial perseguida, siempre que se trate de obras ya divulgadas y, salvo en los casos en que resulte imposible, se incluyan el nombre del autor y la fuente.

No se entenderán comprendidas en el párrafo anterior la reproducción, distribución y comunicación pública de compilaciones o agrupaciones de fragmentos de obras o de obras aisladas de carácter plástico o fotográfico figurativo.

Novedad




Esta inclusión amplía las posibilidades de estudio de los profesores y alumnos para que no se encuentren problemas a la hora de impartir clase, particularmente en materias como historia del arte, o la propia historia, y que el aprendizaje de las mismas se realice sin problemas a la hora de gestionar permisos, etc.

Con las nuevas posibilidades, en particular el uso de presentaciones informáticas, que por su propia naturaleza son susceptibles de constituir una obra independiente, la incorporación de estas imágenes a la enseñanza podría realizarse sin mayores problemas a través del derecho de cita del artículo 31.1, y con un contenido mucho más amplio, ya que no se limita a obra plástica o gráfica, sino también incluye textos, sonidos, etc., basta con darle la apariencia de obra multimedia y que su finalidad se encuentre amparada en los supuestos fácticos del artículo 32.1.

Además esta redacción puede resultar contraproducente, toda vez que es posible que personas que no se encuentren dentro de las instituciones de educación reglada vean limitado sus posibilidades de compartir sus conocimientos por el público, piénsese por ejemplo en un fotografo que decide explicar a sus colegas aspectos técnicos de una fotografía de un compañero y no podrá realizar su exposición sin contar con el permiso para ello. Por eso, la vía de dejar sin contenido las limitaciones que plantea este artículo es realizar con las imágenes una obra derivada nueva en la que se expliquen las mismas.