jueves, marzo 23, 2006

(VI) Compensación equitativa por copia privada 2

VI Compensación equitativa por copia privada 2:

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 25. 1

La reproducción realizada exclusivamente para uso privado, conforme a lo autorizado en el artículo 31.2, mediante aparatos o instrumentos técnicos no tipográficos, de obras divulgadas en forma de libros o publicaciones que a estos efectos se asimilen reglamentariamente, así como de fonogramas, videogramas o de otros soportes sonoros, visuales o audiovisuales, originará una compensación equitativa y única por cada una de las tres modalidades de reproducción mencionadas, en favor de las personas que se expresan en el párrafo b) del apartado 4, dirigida a compensar los derechos de propiedad intelectual que se dejaran de percibir por razón de la expresada reproducción. Este derecho será irrenunciable para los autores y los artistas, intérpretes o ejecutantes.

La reproducción realizada exclusivamente para uso privado, conforme a lo autorizado en el apartado 2 del artículo 31 de esta Ley, mediante aparatos o instrumentos técnicos no tipográficos, de obras divulgadas en forma de libros o publicaciones que a estos efectos se asimilen reglamentariamente, así como de fonogramas, videogramas o de otros soportes sonoros, visuales o audiovisuales, originará una remuneración equitativa y única por cada una de las tres modalidades de reproducción mencionadas, en favor de las personas que se expresan en el párrafo b) del apartado 4 del presente artículo, dirigida a compensar los derechos de propiedad intelectual que se dejaren de percibir por razón de la expresada reproducción. Este derecho será irrenunciable para los autores y los artistas, intérpretes o ejecutantes




El apartado primero no varía sustancialmente excepto en el sentido apuntado de modificar la palabra remuneración por compensación. Y se ha perjudicado la comprensión del mismo al omitir la referencia al “presente artículo” que de quedar clara en la redacción anterior ahora ha de interpretarse.

Se mantiene la irrenunciabilidad de este derecho para los intervinientes, lo que supone continuar con una intromisión excesiva en la esfera privada del titular, toda vez que el derecho afectado es de carácter patrimonial.

No es un derecho moral cuya protección merezca una tutela superior, sino que se justifica ese carácter de irrenunciable en facilitar a las entidades de gestión la recaudación, pero sin importar si ese dinero llega finalmente a su legítimo destinatario, ya quiera o no el autor, artista intérprete o ejecutante, en ejercicio de su derecho de asociación formar parte de entidad de gestión alguna.