jueves, marzo 23, 2006

(VI) Compensación equitativa por copia privada 9

f. Excepciones

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 25.7 a)

Quedan exceptuados del pago de la compensación:

Los equipos, aparatos y soportes materiales adquiridos por quienes cuenten con la preceptiva autorización para llevar a efecto la correspondiente reproducción de obras, prestaciones artísticas, fonogramas o videogramas, según proceda, en el ejercicio de su actividad, lo que deberán acreditar a los deudores y, en su caso, a sus responsables solidarios, mediante una certificación de la entidad o de las entidades de gestión correspondientes, en el supuesto de adquirir los equipos, aparatos o materiales dentro del territorio español.

Anterior 25.6: Quedan exceptuados del pago de la remuneración:

Los productores de fonogramas o de videogramas y las entidades de radiodifusión, por los equipos, aparatos o materiales destinados al uso de su actividad siempre que cuenten con la preceptiva autorización para llevar a efecto la correspondiente reproducción de obras, prestaciones artísticas, fonogramas o videogramas, según proceda, en el ejercicio de tal actividad, lo que deberán acreditar a los deudores y, en su caso, a sus responsables solidarios, mediante certificación de la entidad o entidades de gestión correspondientes, en el supuesto de adquirir los equipos, aparatos o materiales dentro del territorio Español.




Reescritura total del artículo 25.6, que ahora pasa a ser el 25.7, y que sólo mantiene intacto la exención a las personas físicas que adquieran los fuera de España los equipos, materiales y soportes.

La primera excepción es interesante ya que se amplía el ámbito de la misma a todos aquellos que tengan autorización para reproducir las obras. Es decir, que en el futuro, por ejemplo, un fotógrafo profesional dado de alta en el epígrafe correspondiente puede solicitar la adquisición de los equipos y materiales necesarios para su labor quedando exento del pago de la compensación. Hasta ahora, sólo los productores de fonogramas o de videogramas y las entidades de radio difusión quedaban exentas. Sin embargo sigue siendo necesario un certificado expedido por las entidades de gestión, que obviamente serán reacias a concederlo toda vez que cuanta más gente queda exenta menor es la recaudación que realizan. Además, si quienes realizan la solicitud de exención no se encuentran dentro de la correspondiente entidad de gestión, es fácil presuponer que las trabas serán mayores.