viernes, marzo 24, 2006

Fin de la transcripción

Estas son las principales diferencias entre el texto vigente, y la propuesta que se presenta a debate en el Parlamento.
Esta inforamción debe servir para que cada uno elabore su propia opinión del contenido de la reforma y de lo perjudicial o no que puede resultar la misma para sus intereses.

Gracias por sus comentarios, y/o correcciones.

(XIX) Revisión de las medidas tecnológicas

XIX. Revisión de las medidas tecnológicas y límite (derecho) de copia privada.

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Disposición adicional única

El Gobierno, en atención a las necesidades de carácter social, así como en atención a la evolución tecnológica, podrá modificar mediante real decreto lo dispuesto en el los apartados 1, 2 y 4 del artículo161 del texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, en lo referente a la relación entre las medidas tecnológicas y el límite de copia privada.

Las entidades de gestión informarán semestralmente al Ministerio de Cultura y al de Industria, Turismo y Comercio sobre la aplicación que se haga de las medidas tecnológicas a las que se refiere el párrafo anterior.

Novedad




tra ocasión en la que el se habilita al gobierno a variar el contenido de la LPI sustrayéndose al debate parlamentario cuestiones que cuentan con amplia repercusión ciudadana. Esta redacción propuesta deja para un momento posterior el debate sobre la práctica desaparición de la copia privada, y además la posibilidad de introducir las modificaciones oportunas sin pasar por el parlamento.

No se establecen límites a las modificaciones posibles por lo que pueden plantearse todo tipo de escenarios, como por ejemplo la desaparición del derecho a reclamar judicialmente el levantamiento de las medidas anticopia.

Esto sólo será de aplicación para la copia privada, el resto de límites no podrán verse afectados.

Otro de los problemas es que en esta cuestión solo tendrán voz y voto las entidades de gestión que actuaran como informantes del gobierno, pero sin maneras de garantizar que no actúen de manera desinteresada y sin la intervención de los consumidores o usuarios en el proceso para definir el estado de la cuestión en cada momento.

Finalmente termina el proyecto con la fijación de los importes de la compensación de manera provisional hasta que se publique la Orden de los ministerios de Cultura y Consumo prevista en el artículo 25.6.
.

(XVIII) Información para la gestión de Derechos

b. Contenido

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 162.2

Los titulares de derechos de propiedad intelectual podrán ejercitar las acciones previstas en el título I del libro III contra quienes, a sabiendas y sin autorización, lleven a cabo cualquiera de los actos que seguidamente se detallan, y que sepan o tengan motivos razonables para saber que, al hacerlo, inducen, permiten, facilitan o encubren la infracción de alguno de aquellos derechos:

a) Supresión o alteración de toda información para la gestión electrónica de derechos.

b) Distribución, importación para distribución, emisión por radiodifusión, comunicación o puesta a disposición del público de obras o prestaciones protegidas en las que se haya suprimido o alterado sin autorización la información para la gestión electrónica de derechos.

Novedad.




Se refiere el artículo a la infracción de “aquellos” derechos, pero la remisión no es del todo clara, aunque al hablar de las acciones de libro tercero, título primero, habrá que entender que se refiere a los derechos de autorización exclusiva del titular, derechos patrimoniales.

El apartado a de este artículo hace referencia al borrado de marcas que identifiquen los derechos de la obra, marcas de agua, etc. Es decir la eliminación de estas marcas, o firmas electrónicas incorporadas a la obra resultarán perseguibles.

Además, también se persigue el que estas obras sean distribuidas o puestas a disposición del público, sin esas marcas identificativas que puedan impedir su rastreo, por ejemplo, en las redes de pares. Lo que a su vez las convertirá en copias ilegales, y por lo visto anteriormente excluidas del concepto de copia privada.

.

(XVIII) Información para la gestión de Derechos

a. Concepto

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 162.2

A los efectos del apartado anterior, se entenderá por información para la gestión de derechos toda información facilitada por los titulares que identifique la obra o prestación protegida, al autor o cualquier otro derechohabiente, o que indique las condiciones de utilización de la obra o prestación protegida, así como cualesquiera números o códigos que representen dicha información, siempre y cuando estos elementos de información vayan asociados a un ejemplar de una obra o prestación protegida o aparezcan en conexión con su comunicación al público.

Novedad




Se altera el orden del análisis nuevamente para colocar en primer lugar la definición necesaria para la comprensión del artículo. También es adopción literal de la definición dada por la Directiva 2001/29.

Así información para la gestión de los derechos es desde los nombres y marcas, títulos, que protejan la obra, las licencias, o contratos, bajo las que se distribuye o utiliza y los números de código que representen información.

(XVII) Medidas Tecnológicas de Protección

j. Acceso por contrato

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 161.5

Lo establecido en los apartados anteriores de este artículo no será de aplicación a obras o prestaciones que se hayan puesto a disposición del público con arreglo a lo convenido por contrato, de tal forma que cualquier persona pueda acceder a ellas desde el lugar y momento que elija.

Novedad




no de los artículos más incomprensibles del proyecto. Deja sin efecto todos los apartados anteriores si se puede acceder a la obra desde el lugar y el momento que cualquier persona elija, cuando así se recoja por contrato.

Pero por contrato, ¿qué se ha convenido?, ¿la puesta a disposición del público entre el distribuidor y el autor, o el acceso por el público a la obra mediante licencias u otros mecanismos contractuales entre el distribuidor y el público?

De la redacción parece entenderse lo segundo por remitirse a que cualquier persona pueda acceder a ellas. Entonces, para estas obras, ¿no operan límites como el de la administración de justicia y pueden ponerse impedimentos a su acceso a la obra?

Una redacción, a mi juicio incomprensible y que necesita de una revisión clarificadora.

.

(XVII) Medidas Tecnológicas de Protección

g. Excepciones a las excepciones

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 161.4

Lo dispuesto en los apartados anteriores no impedirá que los titulares de derechos sobre obras o prestaciones adopten las soluciones que estimen adecuadas, incluyendo, entre otras, medidas tecnológicas, que faciliten un número máximo de reproducciones en concepto de copia privada. En estos supuestos, los beneficiarios de lo previsto en el artículo 31.2 no podrán exigir el levantamiento de las medidas tecnológicas que, en su caso, hayan adoptado los titulares de derechos en virtud de este apartado.

Novedad




Se viene a matizar de manera importante todo el contenido de los anteriores artículos comentados, en particular del 161.2. Se les habilita a los titulares de los derechos a que en el caso de poner un número máximo de reproducciones autorizadas, y que en ese caso los usuarios no puedan acudir a reclamar el levantamiento de las medidas de protección.

Si las obras incorporan de origen medidas para permitir la realización de la copia privada, no podrá solicitarse que se levanten, pero si estas medidas afectan la resto de los límites contemplados en el artículo 161.1, debe proceder entonces su levantamiento judicial, pues este artículo sólo es aplicable a supuestos de copia privada. Si por ejemplo un profesor universitario se encuentra con una imagen que solo puede reproducir 5 veces en diferentes soportes, deberá poder solicitar judicialmente la posibilidad de que esa acción no se vea limitada en virtud del artículo 161.2.

(XVII) Medidas Tecnológicas de Protección

g. Excepciones a las excepciones

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 161.4

Lo dispuesto en los apartados anteriores no impedirá que los titulares de derechos sobre obras o prestaciones adopten las soluciones que estimen adecuadas, incluyendo, entre otras, medidas tecnológicas, que faciliten un número máximo de reproducciones en concepto de copia privada. En estos supuestos, los beneficiarios de lo previsto en el artículo 31.2 no podrán exigir el levantamiento de las medidas tecnológicas que, en su caso, hayan adoptado los titulares de derechos en virtud de este apartado.

Novedad




Se viene a matizar de manera importante todo el contenido de los anteriores artículos comentados, en particular del 161.2. Se les habilita a los titulares de los derechos a que en el caso de poner un número máximo de reproducciones autorizadas, y que en ese caso los usuarios no puedan acudir a reclamar el levantamiento de las medidas de protección.

Si las obras incorporan de origen medidas para permitir la realización de la copia privada, no podrá solicitarse que se levanten, pero si estas medidas afectan la resto de los límites contemplados en el artículo 161.1, debe proceder entonces su levantamiento judicial, pues este artículo sólo es aplicable a supuestos de copia privada. Si por ejemplo un profesor universitario se encuentra con una imagen que solo puede reproducir 5 veces en diferentes soportes, deberá poder solicitar judicialmente la posibilidad de que esa acción no se vea limitada en virtud del artículo 161.2.

(XVII) Medidas Tecnológicas de Protección

f. Deber de facilitar el ejercicio de los límites

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 161.2

Cuando los titulares de derechos de propiedad intelectual no hayan adoptado medidas voluntarias, incluidos los acuerdos con otros interesados, para el cumplimiento del deber previsto en el apartado anterior, los beneficiarios de dichos límites podrán acudir ante la jurisdicción civil

Novedad.




e obliga, se articula como deber, a los titulares a poner a disposición de los consumidores mecanismos para dejar sin efecto las medidas protectoras con el fin de realizar las acciones propuestas como límites.

Además cuando no sea así, los usuarios podrán solicitar judicialmente a la empresa la supresión de las medidas.

Esta redacción es importante, sobre todo por el efecto indirecto que provoca de zanjar definitivamente la calificación jurídica de la copia privada como derecho. A lo largo de todo este análisis se ha tratado de evitar referirse a la copia privada como derecho, toda vez que las entidades de gestión, sus responsables jurídicos, y parte de la doctrina entendía que la misma es un límite a los derechos de propiedad intelectual del autor, y al no ser un derecho no era susceptible de tutela. Esta discusión, de contenido más bien abstracto es de relevancia sobre todo, como se ha dicho, a efectos de saber la forma de articularlo.

Al ser un derecho no puede dejarse vacío de contenido, puede pedirse su respeto por parte del infractor, etc. Esto coloca a los titulares de derechos en la posición de ser posibles infractores de los derechos de los consumidores y usuarios, y se habilita a estos últimos a articular su defensa judicial, y no solo de manera individual sino que se concede legitimación activa para ello a las organizaciones de consumidores y usuarios.

Así, ahora, si sigue adelante esta redacción puede afirmarse sin ningún género de dudas que la copia privada es un derecho, contra todo lo que las entidades de gestión sobre todo continúan afirmando. Prueba de ello es que nunca en el texto de la LPI se habla de la copia privada como derecho, siempre como límite, y la calificación jurídica de la misma deba hacerse por interpretación “a sensu contrario” de este artículo 161.2., y atendiendo a la auténtica naturaleza de su contenido.

Y puede pedirse a un juzgado no solo que obligue a la industria a ofrecer medios para saltar las medidas tecnológicas, sino incluso para garantizar la efectividad del derecho de copia privada, como por ejemplo permitiendo la entrada a recintos de exposiciones con cámaras fotográficas, o a los cines con cámaras de video, etc.

(XVII) Medidas Tecnológicas de Protección

e. Límites a las medidas tecnológicas

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 161.1

Los titulares de derechos sobre obras o prestaciones protegidas con medidas tecnológicas eficaces deberán facilitar a los beneficiarios de los límites que se citan a continuación los medios adecuados para disfrutar de ellos, conforme a su finalidad, siempre y cuando tales beneficiarios tengan legalmente acceso a la obra o prestación de que se trate.

Novedad.




os límites referidos son el derecho a la copia privada, a la ilustración docente a la reproducción por determinadas instituciones, etc.

Es importante comenzar reseñando que solo se aplican a estos límites a las medidas tecnológicas eficaces, que no son todas las posibles, y vienen definidas como aquellas que permiten que el titular del derecho remotamente controle el acceso a la obra, mediante la encriptación de la misma o mecanismos anticopia. Así pues, otras medidas tecnológicas podrían incluirse sin estar sujeta a estos límites, lo que supone un manifiesto desatino por parte del legislador, ya que permite incluir medidas que dejen sin sentido algunas de las previsiones que favorecen el progreso cultural de la sociedad, como por ejemplo la ilustración en la enseñanza, o incluso entorpecer los procedimientos administrativos y judiciales.

Por lo tanto, todas las medidas tecnológicas deberían estar sujetas a los límites recogidos en ente artículo, sin distingo de su calificación como eficaces.

.

(XVII) Medidas Tecnológicas de Protección

d. Programas de ordenador

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 160.4

Lo dispuesto en los apartados anteriores no es de aplicación a las medidas tecnológicas utilizadas para la protección de programas de ordenador, que quedarán sujetas a su propia normativa.

Novedad




Se excluye de la aplicación de las medidas tecnológicas a los programas de ordenador, y se remite a su normativa específica, en los artículos 99 y siguientes de la LPI.

.

(XVII) Medidas Tecnológicas de Protección

c. Otros responsables

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 160.2

Las mismas acciones podrán ejercitarse contra quienes fabriquen, importen, distribuyan, vendan, alquilen, publiciten para la venta o el alquiler o posean con fines comerciales cualquier dispositivo, producto o componente, así como contra quienes presten algún servicio que, respecto de cualquier medida tecnológica eficaz:

a) Sea objeto de promoción, publicidad o comercialización con la finalidad de eludir la protección, o

b) Sólo tenga una finalidad o uso comercial limitado al margen de la elusión de la protección, o

c) Esté principalmente concebido, producido, adaptado o realizado con la finalidad de permitir o facilitar la elusión de la protección.

Novedad.




Por lo tanto con esta redacción, los modchips y otros mecanismos de alteración del hardware de determinados productos, en especial video consolas, se encuentran en un límite jurídico de predicciones imposibles, ya que se deja su consideración legal a expensas de las resoluciones que los jueces adopten.

En principio el artículo se refiere a dispositivos, productos o componente, lo que induce a pensar que el mismo solo será aplicable a hardware o elementos físicos, quedando la fabricación de software con esas finalidades fuera de lo previsto en este artículo, si bien puede entenderse que ese supuesto queda enmarcado en el artículo 160.1.

Resultará difícil conocer cuando un dispositivo que permita instalar software “homebrew” en una videoconsola, por ejemplo, está principalmente concebido para facilitar la elusión de la protección o para poder utilizar un hardware, componente físico y producto propiedad de quien lo adquiere, de una manera diferente a como el fabricante recomienda.

Se debe considerar esta redacción excesivamente ambigua por que no clarifica la situación si no que la complicada esperando la resolución de los tribunales en base a apreciaciones subjetivas puntuales de supuestos no objetivables..

(XVII) Medidas Tecnológicas de Protección

b. Ámbito subjetivo

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 160.1

Medidas tecnológicas: actos de elusión y actos preparatorios.

1. Los titulares de derechos de propiedad intelectual reconocidos en esta ley podrán ejercitar las acciones previstas en el título I de su libro III contra quienes, a sabiendas o teniendo motivos razonables para saberlo, eludan cualquier medida tecnológica eficaz.

Novedad




Con esta redacción, a priori se hace responsable de de la elusión de las medidas tecnológicas a prácticamente todos los usuarios, ya que su eficacia se extiende a todas las personas, no solo aquellas que puedan producir mecanismos aptos para ese fin, sino incluso a quienes los usen sin conocer su funcionamiento, pero que habiliten, por ejemplo, un DVD de la zona 4 para poder verlo un reproductor de zona 2. Si tienen motivos razonables para saber que eso no debería poderse también son responsables.

Esta redacción está pensando exclusivamente en los consumidores y usuarios por que para los profesionales se destina el apartado segundo.

(XVII) Medidas Tecnológicas de Protección

a. Definición

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 160.3

Se entiende por medida tecnológica toda técnica, dispositivo o componente que, en su funcionamiento normal, esté destinado a impedir o restringir actos, referidos a obras o prestaciones protegidas, que no cuenten con la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual.

Las medidas tecnológicas se consideran eficaces cuando el uso de la obra o de la prestación protegida esté controlado por los titulares de los derechos mediante la aplicación de un control de acceso o un procedimiento de protección como, por ejemplo, codificación, aleatorización u otra transformación de la obra o prestación o un mecanismo de control de copiado que logre este objetivo de protección.

Novedad.




Se altera el orden de este análisis y se comenta primero el artículo 160.4 a efectos de seguir un orden adecuado pues lo correcto sería en todo caso situar en primer lugar las definiciones de los conceptos empleados con posterioridad. La definición está tomada del literal de la Directiva 2001/29, artículo 6.3.

Así, cualquier medida de control que impida usos no autorizados por los titulares de los derechos. Incluso los mecanismos de zonas de los DVD, pensados para limitar la difusión de los mismos por criterios diferentes a los de la industria se encuentran incluidos en tal definición.

La definición es lo bastante amplía para poder entender que se refiere a medidas tanto de software como de hardware. Si bien es menos claro en el caso del software, por ejemplo mediante alteración firmwares, por que el texto propuesto se refiere a técnica. ¿Es el software una técnica?.

(XVI) Medidas Cautelares

XVI. Medidas cautelares

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 141.6

La suspensión de los servicios prestados por intermediarios a terceros que se valgan de ellos para infringir derechos de propiedad intelectual, sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y del comercio electrónico.

Novedad




Se incorpora, expresamente, como posibilidad el que las medidas cautelares puedan dirigirse contra los servicios prestados por terceros en materia de propiedad intelectual. Si bien esta novedad no añade nada más que incluir en el catálogo específico de medidas cautelares la suspensión del servicio, si bien era práctica judicial habitual el decretar tales medidas cuando se cumplían los presupuestos habilitantes de tal decisión.

(XV) Medidas para el cese de la actividad lícita

XV. Medidas para el cese de la actividad lícita

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 139.1.g)

1. El cese de la actividad ilícita podrá comprender:

La remoción o el precinto de los instrumentos utilizados para facilitar la supresión o la neutralización no autorizadas, de cualquier dispositivo técnico utilizado para proteger obras o prestaciones aunque aquélla no fuera su único uso.

Novedad




Como medida de protección de las medidas anticopia, se incluye esta posibilidad de precintado de todos los equipos, aun cuando su finalidad sea diferente a la supresión de las medidas técnicas de protección.

.

(XIV) Fijación de Emisiones Radiofónicas

XIV. Fijación de emisiones radiofónicas

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 126.1

Las entidades de radiodifusión gozan del derecho exclusivo de autorizar:

c) La puesta a disposición del público, por procedimientos alámbricos o inalámbricos, de las fijaciones de sus emisiones o transmisiones, de tal forma que cualquier persona pueda acceder a ellas desde el lugar y en el momento que elija.

Novedad




sta figura introducida afectará de manera notable a los “podcast” toda vez que solo las entidades radiofónicas tendrán el derecho exclusivo de autorizar la puesta a disposición de sus emisiones. Se limita por lo tanto la posibilidad de reproducir programas de radio e incorporarlos a “podcast” o similares.

También esto prohíbe, si no media permiso de la entidad de radio difusión, de entrada prácticas como las de yotube.com, google videos, etc, para emisiones sujetas a la LPI, en las que fragmentos de emisiones se ponen a disposición del público para su visionado. El origen de esta modificación se encuentra también en la Directiva 2001/29.

(XIII) Acceso por el público

XIII. Acceso por el público

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 37.3

No necesitará autorización del autor la comunicación de obras o su puesta a disposición de personas concretas del público a efectos de investigación o conservación, cuando se realice mediante red cerrada e interna a través de terminales especializados instalados a tal efecto en los locales de los establecimientos citados en el anterior apartado y siempre que tales obras figuren en las colecciones del propio establecimiento y no sean objeto de condiciones de adquisición o de licencia. Todo ello sin perjuicio del derecho del autor a percibir una remuneración equitativa.

Novedad




La reproducción ya no es libre, entre otras cosas por que se incorpora la “remuneración equitativa” en este supuesto, pero de manera errónea a mi entender, pues es mucho el énfasis del legislador en cambiar de nombre la compensación. Debe pensarse en un error de este, o bien en que se trata de una figura diferente a la del artículo 25.

El supuesto de hecho, a mi parecer, es correcto, toda vez que permite que el público obtenga por parte de las instituciones referidas, museos, bibliotecas, etc., acceso a obras de artistas. Sin embargo esto no debe suponer que un visitante de un museo no pueda realizar fotografías, o reproducciones en otros medios, de las obras expuestas, con derechos de autor vigentes, en esas mismas instituciones amparado en la copia privada. Este supuesto amplía la copia privada a efectos de poder realizar una actividad económica, que se prohíbe en el artículo 31.2, al poder vender o comercializar los estudios e investigaciones, o realizarlas mediando ánimo de lucro. Obviamente, las obras en dominio público quedan al margen de estas consideraciones y podrán ser reproducidas sin límites, mas allá de aquellos propios de las necesidades de conservación del patrimonio.

(XII) Libre prestamo

XII. Libre préstamo en determinadas instituciones.

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo

Artículo 37. Reproducción, préstamo y consulta de obras mediante terminales especializados en determinados establecimientos

Artículo 37 Libre reproducción y préstamo en determinadas instituciones




Se modifica la rúbrica del artículo 37, y se “empobrece” significativamente el contenido de la misma. Desaparece la palabra “libre”, la reproducción ya no es libre al parecer y de hablarse de instituciones, que da un contenido más ligado a la gestión pública, se pasa a hablar de establecimientos. Cuando además se mantiene el listado de los mismos, y son todos museos, bibliotecas, etc.

Esta excepción está ampada en la Directiva 2001/29, artículo 5.3.n), y es ella la responsable del tratamiento como establecimientos, si bien nada impedía que la propuesta continuase hablando de instituciones.

(XI) Ilustración en la Educación

XI. Ilustración en la educación

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 32.2

No necesitará autorización del autor el profesorado de la educación reglada para realizar actos de reproducción, distribución y comunicación pública de pequeños fragmentos de obras o de obras aisladas de carácter plástico o fotográfico figurativo, excluidos los libros de texto y los manuales universitarios, cuando tales actos se hagan únicamente para la ilustración de sus actividades educativas en las aulas, en la medida justificada por la finalidad no comercial perseguida, siempre que se trate de obras ya divulgadas y, salvo en los casos en que resulte imposible, se incluyan el nombre del autor y la fuente.

No se entenderán comprendidas en el párrafo anterior la reproducción, distribución y comunicación pública de compilaciones o agrupaciones de fragmentos de obras o de obras aisladas de carácter plástico o fotográfico figurativo.

Novedad




Esta inclusión amplía las posibilidades de estudio de los profesores y alumnos para que no se encuentren problemas a la hora de impartir clase, particularmente en materias como historia del arte, o la propia historia, y que el aprendizaje de las mismas se realice sin problemas a la hora de gestionar permisos, etc.

Con las nuevas posibilidades, en particular el uso de presentaciones informáticas, que por su propia naturaleza son susceptibles de constituir una obra independiente, la incorporación de estas imágenes a la enseñanza podría realizarse sin mayores problemas a través del derecho de cita del artículo 31.1, y con un contenido mucho más amplio, ya que no se limita a obra plástica o gráfica, sino también incluye textos, sonidos, etc., basta con darle la apariencia de obra multimedia y que su finalidad se encuentre amparada en los supuestos fácticos del artículo 32.1.

Además esta redacción puede resultar contraproducente, toda vez que es posible que personas que no se encuentren dentro de las instituciones de educación reglada vean limitado sus posibilidades de compartir sus conocimientos por el público, piénsese por ejemplo en un fotografo que decide explicar a sus colegas aspectos técnicos de una fotografía de un compañero y no podrá realizar su exposición sin contar con el permiso para ello. Por eso, la vía de dejar sin contenido las limitaciones que plantea este artículo es realizar con las imágenes una obra derivada nueva en la que se expliquen las mismas.

(X) Citas y Reseñas

X. Citas y reseñas.

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 32.1

Artículo 32. Cita e ilustración de la enseñanza.

Es lícita la inclusión en una obra propia de fragmentos de otras ajenas de naturaleza escrita, sonora o audiovisual, así como la de obras aisladas de carácter plástico o fotográfico figurativo, siempre que se trate de obras ya divulgadas y su inclusión se realice a título de cita o para su análisis, comentario o juicio crítico. Tal utilización sólo podrá realizarse con fines docentes o de investigación, en la medida justificada por el fin de esa incorporación e indicando la fuente y el nombre del autor de la obra utilizada.

Las recopilaciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa tendrán la consideración de citas. No tendrán tal consideración las recopilaciones de artículos periodísticos que consistan básicamente en su mera reproducción cuando dicha actividad se realice con fines comerciales.

Artículo 32. Citas y reseñas.


Es lícita la inclusión en una obra propia de fragmentos de otras ajenas de naturaleza escrita, sonora o audiovisual, así como la de obras aisladas de carácter plástico, fotográfico figurativo o análogo, siempre que se trate de obras ya divulgadas y su inclusión se realice a título de cita o para su análisis, comentario o juicio crítico. Tal utilización sólo podrá realizarse con fines docentes o de investigación, en la medida justificada por el fin de esa incorporación e indicando la fuente y el nombre del autor de la obra utilizada.

Las recopilaciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revistas de prensa tendrán la consideración de citas.




Esta inclusión amplía las posibilidades de estudio de los profesores y alumnos para que no se encuentren problemas a la hora de impartir clase, particularmente en materias como historia del arte, o la propia historia, y que el aprendizaje de las mismas se realice sin problemas a la hora de gestionar permisos, etc.

Con las nuevas posibilidades, en particular el uso de presentaciones informáticas, que por su propia naturaleza son susceptibles de constituir una obra independiente, la incorporación de estas imágenes a la enseñanza podría realizarse sin mayores problemas a través del derecho de cita del artículo 31.1, y con un contenido mucho más amplio, ya que no se limita a obra plástica o gráfica, sino también incluye textos, sonidos, etc., basta con darle la apariencia de obra multimedia y que su finalidad se encuentre amparada en los supuestos fácticos del artículo 32.1.

Además esta redacción puede resultar contraproducente, toda vez que es posible que personas que no se encuentren dentro de las instituciones de educación reglada vean limitado sus posibilidades de compartir sus conocimientos por el público, piénsese por ejemplo en un fotografo que decide explicar a sus colegas aspectos técnicos de una fotografía de un compañero y no podrá realizar su exposición sin contar con el permiso para ello. Por eso, la vía de dejar sin contenido las limitaciones que plantea este artículo es realizar con las imágenes una obra derivada nueva en la que se expliquen las mismas.

(IX) Reproducción Administrativa y Discapacitados

IX Reproducción en actuaciones de administración y discapacitados


Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 31.2 bis

No será necesaria autorización del autor cuando una obra se reproduzca, distribuya o comunique públicamente con fines de seguridad pública o para el correcto desarrollo de procedimientos administrativos, judiciales o parlamentarios.

2. Tampoco necesitan autorización los actos de reproducción, distribución y comunicación pública de obras ya divulgadas que se realicen en beneficio de personas con discapacidad, siempre que carezcan de finalidad lucrativa, guarden una relación directa con la discapacidad de que se trate, se lleven a cabo mediante un procedimiento o medio adaptado a la discapacidad y se limiten a lo que esta exige.

Novedad





Esta agrupación de dos supuestos ya previstos en un nuevo artículo aporta la inclusión del resto de colectivos de discapacitados a la posibilidad de realizar reproducciones sin autorización, toda vez que en la vigente LPI se refiere única y exclusivamente a invidentes. La ampliación es fruto de lo dispuesto, una vez más en la Directiva 2001/29, artículo 5.3.b). En este caso además la Directiva excluye cuando se haga un uso “comercial”, y la propuesta habla de que “carezcan de finalidad lucrativa”, como se ve insiste el legislador español en alejarse de lo propuesto por la Directiva en un tema que podría dejar cerradas las interpretaciones del artículado, aun cuando las mismas perjudiquen a ciertos responsables, en particular, de las entidades de gestión, que promueven la interpretación extensiva del concepto de “utilización lucrativa”.

.

jueves, marzo 23, 2006

(VIII) Copia Privada

VIII Copia Privada:

Artículo

Redacción Propuesta

Redacción Actual

Artículo 31.2

No necesita autorización del autor la reproducción, en cualquier soporte, de obras ya divulgadas cuando se lleve a cabo por una persona física a partir de una copia legal para su uso privado y la copia obtenida no sea objeto de utilización colectiva ni lucrativa, sin perjuicio de la compensación equitativa prevista en el artículo 25, que deberá tener en cuenta si se aplican a tales obras las medidas a que se refiere el artículo 161. Quedan excluidas de lo dispuesto en este apartado las bases de datos electrónicas y, en aplicación del artículo 99.a), los programas de ordenador.

Reproducciones sin autorización:

Las obras ya divulgadas podrán reproducirse sin autorización del autor y sin perjuicio en lo pertinente, de lo dispuesto en el artículo 34 de esta Ley, en los siguientes casos:

Para uso privado del copista, sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 25 y 99.a) de esta Ley, y siempre que la copia no sea objeto de utilización colectiva ni lucrativa.




Se delimita el ámbito subjetivo de la copia privada a las personas físicas. Es decir las asociaciones, empresas, etc., no podrán realizar reproducciones de obras para su uso privado.

Esto es así recogido del texto de la Directiva 200/29, artículo 5.2.b).

Lo que resulta una contradicción, si se intenta cobrar a las empresas, evidente con la naturaleza de la compensación, es decir si la compensación existe por que se diseña para compensar a los autores por lo que dejan de percibir por las reproducciones no autorizadas realizadas para uso privado, si las empresas no pueden realizar tales reproducciones, no deberán abonar esa compensación, puesto que si reproducen obras se estaría cometiendo un ilícito, perseguible ante los tribunales.

Con esta redacción las empresas deberán negarse a pagar en las facturas la compensación, puesto que a ellas no es aplicable, ya que es claro que la redacción del artículo 25.1 remite directamente a este 31.2, y a sus criterios de aplicación. Supone que las fotocopiadoras, equipos informáticos, televisores, cadenas musicales, etc., que se compren por personas jurídicas, y que en su factura se desglose la compensación, deberán ser objeto de reclamación judicial por esas cantidades por no estar amparadas en norma alguna que justifique tal desplazamiento patrimonial.

Además en la Directiva se recoge como supuesto no amparado por la excepción la “utilización comercial”, lo que matiza las definiciones que se han pretendido dar al concepto de “utilización lucrativa” del texto español, vigente y propuesto, entendida como el simple aprovechamiento, aun no siendo éste económico. Por lo tanto la propuesta de reforma de la LPI debería modificar el artículo en el mismo sentido que la Directiva propone, excluyendo no la “utilización lucrativa”, sino la “utilización comercial”, con el fin de aclarar los supuestos exentos.

Otro de los temas polémicos es el de la copia legal. Sólo será copia privada aquella que tenga su origen en una copia legal. A su vez, la copia privada es uno de los supuestos habilitantes para la obtención de copias legales, por lo tanto no se ve afectada su práctica de manera inmediata. Este se recoge en la Directiva 2001/29, si bien de manera indirecta en su artículo 6.4, al establecer que se abilitarán las medidas necesarias para garantizar a los usuarios el disfrute de la excepción:

siempre y cuando dicho beneficiario tenga legalmente acceso a la obra o prestación protegidas.

Entiendo como copia legal aquella obtenida de cualquiera de las maneras habilitadas por el ordenamiento jurídico.

A mi entender esta redacción ha de interpretarse con el concepto de “Puesta a Disposición Interactiva”, y en como afecta esto a las redes de intercambio. Si el autor tiene el derecho en exclusiva de autorizar la puesta a disposición de la obra a través de redes de telecomunicaciones, las obras ofrecidas a través de las mismas serían ilegales por no estar autorizado el usuario para realizar esa puesta a disposición.

Sin embargo, se ha de examinar esto con ayuda de la realidad actual. Entregar un DVD a un compañero en la calle, supone por definición un acto de distribución, véase la definición legal del artículo 19. Si no se puede entregar el DVD no puede hacerse la copia y por tanto pierde absolutamente su contenido la copia privada.

En este caso, si no se puede poner la obra en internet, y ahora existen obras que gracias a las medidas anticopia no puedan ser fijadas en un soporte diferente a la transmisión en red, se pierde todo el sentido de la existencia de la copia privada, por ello no entiendo que de una manera directa se esté ilegalizando las redes P2P.

El problema de la necesidad de que la copia sea legal es que la legalidad de la copia se ha de verificar en origen, es decir que esta se ha obtenido a través de los mecanismos legales habilitantes, y que quien la recibe debe conocer el origen lícito de la misma. Podría afirmarse entonces que las obras de artistas no sujetos al derecho español, y que no permitan la obtención de copias, no podrán reproducirse amparándose en este artículo 31.2, lo que facilita la persecución de estos ilícitos.

Las obras de artistas españoles, obtenidas en redes P2P, por ejemplo, en principio y según como estas se hayan obtenido, siguen quedando amparadas bajo la copia privada.

Otro de los problemas de la inclusión del término copia legal es como afecta la reproducción de obras con medidas de protección tecnológicas. Ya que si estas medidas no permiten reproducir la obra, para poder obtener una copia privada es necesario “saltárselas” de alguna manera. Entonces, ¿estaremos ante una copia legal? Se explicará al tratar de las medidas anticopia, pero anticipo que cualquier intento de dejar sin contenido la copia privada supone un contrasentido jurídico.

En principio podría interpretarse que con el concepto de “copia legal” se puede perseguir la copia de “screeners”, pero la grabación en los cines es una actividad amparada en la copia privada siempre que se respeten los postulados de la misma, utilización no lucrativa y uso personal, y por lo tanto tan copia legal como el resto.

Sin embargo, la filtración de obras no divulgas, al igual que sucede en la actualidad se encuentra igualmente al margen de la copia privada, y por lo tanto es ilegal.

La compensación equitativa deberá tener en cuenta las medidas anticopia previstas en el artículo 161, se supone que a efectos de que si una obra las incorpora no deba percibir la misma compensación, puesto que el daño sufrido será menor que para aquellos que no las incorporan, y por lo tanto y en aplicación de las reglas expuestas para la determinación de la compensación, las obras protegidas no percibirán compensación alguna, o esta será ignificativamente menor. Así lo dispone también la Directiva 2001/29, artículo 5.2.b)

El problema será averiguar o garantizar que los autores que pongan estas medidas en sus obras, que generalmente serán aquellos que cuenten con más recursos y están mas integrados en las entidades de gestión, no reciben dinero por este concepto de las propias entidades de gestión de las que forman parte, en ocasiones con voto dentro de las mismas.

Con esta redacción se hace imprescindible aumentar los controles de las entidades de gestión, para garantizar que lo recaudado llega efectivamente a los acreedores de la remuneración.

Se excluye la copia privada de bases de datos electrónicas, solventando una laguna del sistema.